COVID-19 — Cuidamos de ti. Normativa y protocolo. : Más información

Montemar Natura Blog

Inicio / Blog / ¿Qué ver en Peñíscola en un día? ¡Toma nota!

  • Sin cargos de gestión.
  • Mejor precio garantizado.
  • Entradas y salidas mayoritariamente en sábado.

¿Qué ver en Peñíscola en un día? ¡Toma nota!

Foto: Turismo de Peñíscola

Por su patrimonio histórico y su entorno natural es uno de los pueblos costeros más bonitos de España. Podrías estar varios días recorriendo sus callejuelas empedradas y descubriendo rincones encantadores sin cansarte, pero, si solo dispones de unas cuantas horas para hacer una visita, en este post te contamos qué ver en Peñíscola en un día. Optimizando bien tu ruta te dará tiempo a todo, porque créenos: no querrás dejar de conocer los lugares más emblemáticos del casco antiguo.

Sácales partido a tus zapas recorriendo la ciudad vieja

Una de las ventajas que tiene Peñíscola para el turista es que muchos de sus monumentos se concentran en un área bastante reducida, que puedes recorrer a pie para pasar un día inolvidable junto a tus amigos o con la familia. Si vas por libre nuestro consejo es que trates de dejar el coche en la explanada que hay frente al puerto, para acceder a la zona amurallada por el Portal de Sant Pere. Eso sí, deberás madrugar para encontrar sitio, al ser un lugar bastante concurrido.

Esta entrada a la “ciudad en el mar” tiene forma de arco y la mandó construir el mismísimo Papa Luna en el siglo XV. Si os fijáis, en la parte central se puede apreciar el escudo. Es un buen punto para iniciar esta excursión de un día por Peñíscola. A partir de aquí ya puedes sacar la cámara y documentar tus mejores momentos. Estos son los cuatro puntos clave que te recomendamos ver antes de llegar al famoso castillo.

El Bufador

Cuando empieces a adentrarte en el casco antiguo de Peñíscola enseguida te sorprenderá este capricho de la naturaleza. Nos referimos a El Bufador, un curioso agujero natural excavado en la roca del peñón que permite el paso del agua marina. Cuando hay temporal impresiona escuchar el rugido que produce; de hecho, esta cavidad ha dado pie a algunas leyendas locales. La mejor época para ver el espectáculo es durante el invierno, cuando el Mediterráneo suele estar más agitado.

El “Museu de la mar”

Un poco más arriba, si sigues el recorrido propuesto sobre qué ver en Peñíscola en un día, encontrarás el Museo del Mar. Este antiguo cuartel de artillería fue reconvertido en escuela y, más tarde, en museo. En él, el visitante puede observar algunas piezas rescatadas de la costa; también conocer las embarcaciones, la fauna marina y las formas de pesca tradicionales de la zona. Hay un mirador para disfrutar de las vistas entre almenas y cañones. Tras esta parada puedes aprovechar para tomar algo o comer en alguno de los numerosos bares y restaurantes que hay en las cercanías.

La Casa de las Conchas o de “les Petxines”

En la calle Farons se encuentra uno de los rincones más pintorescos y fotografiados de Peñíscola: la Casa de las Conchas. Es una vivienda particular de tres alturas, con una fachada forrada de conchas marinas auténticas y ventanas arabescas. La familia de Timoteo y Justa, a principios de los 50, decidió decorar así su hogar. Ellos fueron, de hecho, los primeros guías y promotores turísticos de la localidad. Aunque el edificio no puede visitarse por dentro es digno de verse por fuera. Desde este punto también puedes aprovechar para comprar algunos souvenirs en las tiendas de recuerdos próximas.  

El Faro de Peñíscola

Subiendo las escaleras desde la calle de la Casa de las Conchas, enseguida verás el Faro de Peñíscola, que fue inaugurado a finales del siglo XIX para guiar de noche a los barcos que navegaban cerca del peñón. Está situado en una plaza cercana al castillo y desde allí puedes dejar que la vista se te pierda en el horizonte, deleitándote con la belleza del paisaje. Tras este recorrido estarás listo (o lista) para conocer la joya de la corona. ¿Adivinas cuál es? Redoble de tambores…

¡Hora de visitar el Castillo de Peñíscola!

Si algo no puede faltar en tu visita de un día en Peñíscola es un recorrido por el castillo templario, que se construyó sobre una antigua alcazaba. Esta fortaleza, emplazada en el punto más alto del peñón, fue también utilizada como sede pontificia por Benedicto XIII de Aviñón, conocido popularmente como Papa Luna. Tras comprar tu entrada podrás acceder a las dependencias abiertas al público, como el salón del trono o las caballerizas; también, si te da tiempo, te encantará admirar los jardines del Parque de Artillería.

Ahora que ya sabes qué ver en Peñíscola en un día, ¡disfruta de la experiencia! Y si sientes que necesitas más tiempo para descubrir todos sus tesoros, siempre puedes reservar tu alojamiento en Montemar Natura. Nuestros apartamentos se encuentran en las inmediaciones del Parque Natural de la Sierra de Irta y a pocos minutos del centro de la ciudad.

Los comentarios están cerrados.

Entrades relacionadas